La Cantabrona pacta con la épica

24 abril, 2016
blackslot

Mas de 800 cicloturistas tomaron la salida de la Marcha, que superó en medio del temporal el Portillo de Lunada, donde la nieve le hizo el paseillo a los valientes.
El ciclismo es algo distinto. Los ciclistas son diferentes. Nada es lo que parece sobre una bicicleta.
Para cualquier mortal, la cima del Portillo de Lunada con dos grados de temperatura, la lluvia arreciando sin parar y las paredes de seis metros de nieve haciendo el paseillo a los que se atrevieron a tentar a sus dominios hubiese sido la estampa más fiel de lo que es el infierno. Sin embargo, para los mas de 800 cicloturistas que tomaron la salida de la II Marcha Cicloturista La Cantabrona fué algo así como un pacto con la épica.
Coches de apoyo, aficionados con mantas, ropa de abrigo, familiares buscando con la mirada entre la niebla a los suyos.. Fotógrafos con el escenario perfecto para trabajar. Todo era poco a mas de 1.300 metros de altitud. La ascensión al coloso será sin duda recordada para siempre. Cada uno tendrá una historia con la que sacar pecho.
En este deporte no hay nada escrito, la letra la ponen los pedales y la música, los jaleos y el latir del corazón azorado de cada valiente.

Fuente: El Diario Montañés
Marcos Menocal